MINDFULNESS

“Prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar”.

Este tipo de atención nos permite aprender a relacionarnos de forma directa con aquello que está ocurriendo en nuestra vida, aquí y ahora, en el momento presente. Es una forma de tomar conciencia de nuestra realidad, dándonos la oportunidad de trabajar concientemente con nuestro estrés, dolor, enfermedad, pérdida o con los desafíos de nuestra vida. En contraposición, una vida en la que no ponemos atención, en la que nos encontramos más preocupados por lo que ocurrió o por lo que aun no ha ocurrido, nos conduce al descuido, el olvido y al aislamiento, reaccionando de manera automática y desadaptativa.

La atención plena nos ayuda a recuperar nuestro equilibrio interno, atendiendo de forma integral a los aspectos de la persona; cuerpo, mente y espíritu. Practicando la atención plena desarrollamos una mayor capacidad de discernimiento y de compasión. La práctica de esta atención abre la puerta hacia nuevas posibilidades, nos trae al aquí y al ahora, nos invita a vivir una vida de manera plena y en el presente.

Te llegara el momento de practicar este ejercicio, cuando empiezas a tomar conciencia de tu cuerpo, de este presente, y dejar de huir de los problemas evadiendote a través de la fantasia

¿cómo se practica?

¿Cómo practicar mindfulness? Antes de empezar, es importante conocer los diferentes componentes del mindfulness para aprender a practicarlo.

1. Ser consciente

Se trata de prestar atención plenamente en el momento presente, es decir, ser consciente de lo que está pasando aquí y ahora. Se trata de tener consciencia de lo que se está haciendo y de lo que está pasando por la mente en este momento: la información que están captando los sentidos y los propios productos de la mente (pensamientos, recuerdos, imaginaciones, etcétera).

2. Observar- Apertura

Se trata de observar lo que aparece en la mente como un contenido que cambia constantemente. Simplemente, observar lo que aparezca.

Verlas las cosas como la primera vez, de una manera u actitud de curiosidad, apertura y receptividad.


3. Aceptar

Aparecerán pensamientos que podrían causar rechazo o disgusto. Sin embargo, el mindfulness trata de aceptar y permitir que los pensamientos sean como son. La aceptación consiste en no poner resistencia.

Dejar de juzgar los pensamientos, sentimientos y eventos de la vida cotidiana, debemos adoptar una actitud de aceptación y abstenerse de juzgar aquello que se observa. En el caso de que un juicio aparezca en nuestra mente de forma involuntaria, debemos dejar que pase y simplemente lo observamos, no nos implicamos en él.


4. No juzgar

No juzgar los pensamientos que aparecen en la mente consiste en abstenerse de realizar una valoración o una reacción, ya sea positiva o negativa.

No dejarse atrapar por ningún pensamiento, sentimiento, sensación o deseo, en no apegarse ni identificarse con ellos. todas las cosas no son permanentes y aferrarnos a las cosas caducadas que han de pasar inevitablemente, sólo puede provocarnos un nuevo sufrimiento o incrementar el que ya existe.


5. Experimentar-Intención

El mindfulness propone una actitud curiosa y de mente abierta, con la que se reciben las sensaciones presentes con curiosidad, como si fuera la primera vez que aparecen, evitando la influencia de los aprendizajes previos.


6. Compasión

Uno de los componentes esenciales del mindfulness es la actitud de bondad amorosa y amabilidad hacia el objeto observado. Encontrarás más información sobre este componente en este artículo: autocompasión en psicología.


7. Soltar

Soltar significa dejar ir las cosas que se van sin intentar retenerlas. Consiste en entender que todo es impermanente, que todo tiene un inicio, una duración y un final. Cuando este final sucede, desde el mindfulness se propone no aferrarse, sino soltar. Es decir, dejar ir la experiencia.


8. Paciencia

Ser paciente en la práctica del mindfulness significa entender que las cosas suceden cuando tienen que suceder.


9. Confiar

Tener confianza consiste en creer en uno mismo, en los propios sentimientos y en la propia intuición y sabiduría.


RESUMEN

Mindfulness consiste en dejar fluir los pensamientos sin poner resistencia ni juzgarlos, simplemente observando como vienen y se van. Es importante diferenciar el hecho de focalizar la atención y la actitud con la que se hace. Además de focalizar la atención en el presente, se debe adoptar una actitud caracterizada por la curiosidad, la apertura y la aceptación.

https://www.youtube.com/watch?v=zaDc9Q8B Cómo CURAR la ANSIEDAD ✨ 4 TÉCNICAS que te ayudarán a SUPERAR la ANSIEDAD2f0

https://www.youtube.com/watch?v=zaDc9Q8B2f0
https://www.youtube.com/watch?v=zaDc9Q8B2f0

EJERCICIOS PRÁCTICOS

1. Meditación estática

Se practica sentado en una silla o en el suelo en una posición determinada (la que te resulte cómoda, con la espalda erguida) y mientras te encuentres en una postura relajada trata de observar tu respiración. Cuando involuntariamente dirijas la atención a otro objeto, debes volver a la respiración. A medida que se avanza y se tiene control sobre la técnica, puedes empezar a observar el cuerpo, los sonidos, los pensamientos, sentimientos,… Pero para ello, debes tener un control sobre tu respiración, ya que cuando empieces a introducir elementos más complejos, como los pensamientos, debes impedir que tu concentración se desvíe de tus pensamientos


2. Atención a la vida cotidiana

Esta técnica es tan sencilla como poner la atención al momento presente: lavar los platos, poner la mesa, limpiar la casa,… Poner toda la atención en la experiencia inmediata para que esta se convierta en una experiencia más vivida.


3. Meditación caminando

Esta técnica consiste en prestar atención a la experiencia de caminar. Se camina sin ningún propósito aprovechando cualquier ocasión en la que se deba camina y se observan las sensaciones de los pies, piernas o del cuerpo. También puede incorporarse la atención a la respiración de la meditación estática, lo importante es estar presente en cada paso.


4. Revisión atenta del cuerpo

Tiene como objetivo restablecer el contacto con el propio cuerpo. En esta técnica, debes concentrarte secuencialmente en las diversas partes del cuerpo mientras estas tumbado/a con los ojos cerrados. Debes observar las sensaciones, conectar con cada zona, sin juzgar y aceptando las sensaciones desagradables que aparezcan.


5. Céntrate en tus objetivos diarios

Al empezar el día, focaliza tu atención en los objetivos que quieras lograr durante el transcurso de este día, no hace falta que sean muchos, es mejor que concentres tu atención en dos o tres. Los objetivos pueden ser cualquiera, laborales, personales, emocionales,… centra tu atención en ellos y ¡alcánzalos!

6. Céntrate en tus pensamientos

Generalmente, durante el transcurso del día tendimos a estresarnos, debido a que llevamos un ritmo de vida muy acelerado. Frente a ello, lo último que pensamos en hacer es en sentarse y parar para detener el estrés, pues decidimos actuar para acabar lo que tenemos que hacer, para mitigarlo. Sin embargo, un buen ejercicio para reducir la intensidad de estos pensamientos es sentarse y pararse a pensar en ellos.

Bibliografia

https://www.psicologia-online.com/mindfulness-que-es-y-como-se-practica-4616.html