¿Quién soy?

*Cantante espiritual:  Mi música se puede denominar New Age-Ópera

*Mi nombre es Virginia Rodríguez Calleja, Soprano con una voz particular que se ha ido formando a través del tiempo, y por experiencias personales, como viajes mágicos que explico en Curiosidades

 Mi nombre artístico es Viryâm.

 

*Con mi voz busco:

Intento sanar a las personas que me escuchen, llenandolas de Luz, volverlas a Conectar-Despertar a la Esencia de la Vida, recordandoles esos Maravillosos Seres de Luz que Somos, y que Nadie Somos Perfectos.

 

Sólo debemos aprender de esos obstáculos-adversidades que aparecen en nuestras Vidas, y llenarlo de POSITIVISMO-de LUZ.

 

 

La Luz y la Oscuridad es necesario que forme parte de Nuestra Vida, porque sino no apreciariamos,  ni aprenderiamos a ver el lado positivo-bueno de las cosas, y al no poderlo experimentar, no podríamos ayudar. 

 

Por eso AGRADEZCO a la Vida por estas Enseñanzas

 

 

*¿ Cómo utilizo mi voz?

Con diferentes tonalidades de colores, texturas, vibraciones, voces, idiomas que hacen que mis actuaciones sean únicas y especiales, personalizadas, que se adapten improvisando a cualquier situación, cultura, idioma..

 

Mediante mi Técnica Ondas de Voz:

( Música + Magia”Espiritual”+ Sanación ) Con la combinación del Amor, Compasión y la Fé  del  Universo

 

Thank you, thank you, bring me more, more!

Para saber interpretar bien la Música, primero hay que conocer y saber escucharla, para poder transmitir.

 

Por ello en está página  es diferente al resto que hayas podido contemplar o ver, porque me baso en la      exploración y en los cantos antiguos. que han quedado como tradición por las diferentes culturas, donde hablan de los elementos fuego, tierra, aire, agua, incluso de las bajas pasiones (entidades negativas) .

 Sólo debemos escuchar la música de nuestro Corazón y saberla interpretar, dependiendo lo que quieras transmitir.

 

Gracias por escucharme y espero que estas Ondas de mi Voz, os abran estas puertas a la curiosidad y a la investigación y a la Magia que habita en cada uno/a de nosotros/as. Muchas Gracias.