B) LOS ANIMALES SAGRADOS EN EGIPTO -FUEGO

B) FUEGO 

0.SERPIENTES (Reptil)

*Kundalini

Serpiente

*Caracteristicas

– vida silenciosa, sibilina y oculta , junto con la ponzoña del veneno

-Rejuvenecimiento y renacimiento, transmutación

Los oficios crecen durante toda la vida y por ello han de mudar su piel (su camisa) cuando ésta se ha quedado pequeña

-Vinculadas a las fuerzas cósmicas protectoras de la Vida, deidades primordiales y crónicas (cosmología hermopitana)

se habían encontrado sumidas en el océano del caos, antes del comienzo del mundo pasando después ha vivir en lugares solitarios y bajo tierra.

-Con cocimientos especiales

Al morar bajo tierra se creyó que poseían

Se las hizo patronas de causas justas, como ocurrió con la diosa Meretseger.

-Conocimientos mágicos

Recuperar la visión cuando era invocada

-Karma, consecuencia de un castigo

-Vinculado al campo, a la fertilidad y al grano, tal y como se plasma en la figura de Renenutet «metui»

*Tema funeral

Otra serpiente benefactora fue Mehen, quien guardaba a Osiris y la barca de Ra, protegiendo la cabina con su cuerpo.

En la iconografía egipcia encontramos las serpientes tanto como animales peligrosos que atacan al Sol (Apofis), como animales benéficos (serpiente protectora de Ra).

Serpientes como un peligro:
– Apofis: una pitón cósmica muy grande, que deambulaba por el Mundo Subterráneo (símbolo del océano primigenio y, de lo “no creado”).

Ella existió antes del nacimiento del mundo y de los seres vivos y como entidad anterior al establecimiento del orden luchaba diariamente para impedir la “renovación” de Ra pretendiendo interceptar noche a noche su barca para que no pudiera seguir su camino.

Así las encontramos en variedad de entornos:

-mordiéndose la cola (serpiente cósmica), como imagen del infinito o presentando varias vueltas en su cuerpo: UROBOROS «continuidad en la vida»

-con piernas bajo el sinuoso cuerpo

-Sobre el lomo puede llevar cuatro cabezas que representan a los cuatro hijos de Horus

-presentar un cuerpo humano con cabeza de ofidio.

Ej.La barca de Ra podía convertirse en una serpiente para poder atravesar, en el Más Allá, el reino del dios Sokar: las arenas del desierto y Atum, también podía tomar la apariencia de un ofidio.

Es muy posible que todas las variedades fueran representadas por los antiguos egipcios y que dada su similitud seamos capaces tan sólo de distinguir algunos ejemplares como por ejemplo:

*la cobra (Úreo)

Otra deidad con forma de serpiente y más concretamente de cobra y relacionada con la fuerza destructora pero benéfica del sol es Uadyet, patrona del Bajo Egipto, que en este aspecto protege la frente de Ra (y del soberano) de las posibles fuerzas malignas, siendo además la responsable de la corona roja del Bajo Egipto

*la serpiente pitón (Apofis)

Nehebkau, una serpiente pitón asociada al renacimiento del difunto que, en el “Libro de las Cavernas”, protege a Ra, y Uerethekau “la Grande en Magia” una diosa relacionada con la justicia, capaz de dar y quitar la vida, siempre que fuera justo.

*la culebra Renenutet.

se encargaba de la protección de las cosechas

*La cobra 

Cobra

En Egipto existieron varios tipos de cobras, unas más agresivas que otras

-todas asociadas al Sol.

– animal femenino.

-ligado a los mitos solares del tránsito del Sol por el cielo y el inframundo.

-fue símbolo de resurrección y de nueva vida, estaba relacionada con la diosa Wadyet o Uto (diosa Cobra)

-una entidad divina beneficiosa, protectora y justiciera ya que castigaba con su picadura a aquellos que habían cometido actos de poca rectitud, personificando a diosas como Uadyet o la tebana Meretseguer.

– símbolo del ureo, emblema y protector del faraón.

-protectora del Bajo Egipto y se le adoraba especialmente en Buto.

-representó conceptos de vida, de orden y de legitimidad real, es decir de la divina realeza, en forma de ureo.

– era una divinidad solar, considerada la hija de Ra, pero además era la personificación de su propio Ojo. Éste podía tener personalidad propia y enfurecerse separándose de su padre y actuando a su antojo.

-protectora de los fallecidos,  por un paralelismo entre el grano, (Osiris) y los difuntos

Otra divinidad identificada con la cobra fue Urethekau.

1.La familia de los Felinae o Félidos

Pertenecientes al orden de los carnívoros, se agrupa en tres géneros o subfamilias: Felis o Felinae (gatos), Acinonyx o Acinonychinae (guepardos) y Panthera o Pantherinae (leones y leopardos)

-GATO

Gato

-Compañero y cazador domestico

era un protector del hogar, convirtiéndose en una mascota querida y apreciada, Allí, se sitúa junto a sus amos, sobre todo bajo el asiento de la mujer, interpretándose como una forma de enfatizar la feminidad, la sexualidad y las eficaces cualidades del ama de casa.

– símbolo solar (como el león)

-el gato estaría asociado a un aspecto de la diosa Hathor y ésta, a su vez, con las mujeres.

En Época tardía la gata se nos muestra de forma conmovedora bajo el aspecto de la diosa Bastet. Aparece tumbada amamantando a su camada o cuidándola amorosamente mientras los gatitos se sitúan a sus pies.

Sin embargo, cuando el gato se encolerizaba, todos los aspectos maternales desaparecían y se convertía en una diosa sin piedad, es decir, podía tomar la apariencia de una fiera leona (Hathor-Sejmet) que eliminaba sin compasión a sus adversarios.

En su aspecto masculino

, el gato fue el defensor del Sol, y lo encontramos citado como “El Gran Gato de Heliópolis”. Se encuentra al pie de una persea (o árbol ished) armado con un cuchillo y aniquilando a la serpiente Apofis, serpiente que cada día intenta interrumpir el periplo solar.

Representó a la diosa Bastet quien simbolizaba el benéfico calor del sol.

En Egipto podemos distinguir dos tipos:

el Felis chaus o gato de los pantanos: 

es un gato de tamaño mayor y fue el que sirvió para encarnar al Gran Gato de Heliópolis.

constitución robusta, patas largas y cola más bien corta

el Felis (silvestris) lybica o gato salvaje africano (domestico)

tiene una constitución y características similares al gato doméstico europeo, aunque posee una cola algo más corta que el gato doméstico. Fue el que sirvió para representar a las diosas Hathor, Mut, Sejmet, Bastet… y fue el predecesor de los gatos domésticos del Antiguo Egipto

En Saqqara se encontró una gran necrópoli, aunque su centro de culto más importante fue Bubastis, en el delta.

-GUEPARDO/ Onza africana, Acinonyx jubatus

Guepardo

-Se encuentra en las pieles que algunos sacerdotes empleaban para oficiar ritos religiosos

-Favorecer el estado trance

-Representaba la fecundidad femenina y al cielo protector

Curiosidades

 Se agrupa entre las panteras; sin embargo este felino pertenece a los Acinonichinae y no a los Phantherinae,

Algunos pueblos negroafricanos tienen la idea de que el uso de pieles de felinos moteados (leopardos y guepardos) tienen la propiedad de contagiar a su portador con las cualidades inherentes al animal, además de ser un eficaz elemento protector.

En la iconografía egipcia básicamente son dos los sacerdotes que llevan pieles moteadas como atavío ceremonial: el Sem y el Iunmutef. Un análisis de estos miembros del clero parece indicar que con más frecuencia el Iunmutef lleva pieles de guepardo mientras que el Sem suele vestir pieles de leopardo, atuendo que, por otra parte, sabemos estaba rigurosamente regulado.

Un animal que los egipcios adiestraron y que se utilizó tanto para la caza como asistente de la policía, actitud sumisa junto a su amo, es más, la reina faraón Hatshepsut declara haberlos tenido como animales de compañía.

-El León/leona

Image

Representó el poder, la ferocidad, la protección-defensor y fue símbolo de soberanía, encarnando la fuerza, el valor y la defensa 

Fue emblema del vigor, de los poderes regeneradores ya que, identificado con el Sol, nacía en la mañana y moría en la noche repitiéndose el ciclo cada día, luminosidad de la luz solar  y fiereza de sus rayos (sobre todo las leonas)

se vinculó a Atum-Ra, Aker, Shu y Tefnut, Mahes, Apedemak, Ruti, Horajty y en ocasiones el propio Horus, entre otros.

La leona era el aspecto agresivo y vengativo de algunas otras diosas como es el caso de Mut, Tefnut y Pajet. o de la vaca Hathor o, en los últimos periodos, de la gata Bastet. Es decir, cuando estas últimas se enfadaban adoptaban el aspecto de una leona encolerizada (mito de la Diosa Lejana).

patrona de los médicos ya que se consideraba que las enfermedades y las plagas provenían de esta diosa (Sejmet). Por ello, nadie mejor que ella conocía los remedios contra estos males.

-Representó al Ojo de Ra, una entidad divina con vida propia e independiente, que partió de Egipto para vengar la traición de los hombres y de todos los enemigos del Sol, aniquilándolos a su paso. Cuando Ra fue consciente de los males que estaba causando su hija, mandó a una comitiva de dioses para que, con ciertas argucias, la engañaran, la embriagaran y lograran hacerla retornar.

-Representación divina de Ra, de Horus y de Aker. Era el guardián del paso del sol y su presencia garantizaba el orden cósmico. Se le admiró por su fuerza, energía y coraje.

Se representó en sillas y camas a fin de velar por el descanso de sus propietarios, así como en las gárgolas de los templos.

Además la piel de este felino fue empleada con fines mágico-protectores. No hemos de olvidar que algunas pieles representadas en el Reino Antiguo se parecen sospechosamente a este animal y que el dios Bes utiliza esta piel como parte de su indumentaria.

Sus centros de culto fueron Leontópolis y sobre todo Xois.

Se le representó sobre todo en las esfinges, las cuales eran leones echados que cuando tenían cabeza humana representaban al faraón como el sol, pero cuando tenían cabeza de carnero eran la imagen de Amón-Ra.

La presencia del león en Egipto parece haber sido frecuente en el Predinástico, disminuyendo considerablemente en el Reino Nuevo y debiendo ser importados después desde Nubia y el Oeste de Asia. Su caza fue prerrogativa real.

Cuentan leyendas que el Dios León era Alado, y tenía alas, y estaban representadas en la esfinge, pero con los cambios de tiempo, inundaciones se desgastaron

-LEOPARDO/Felinae o félidos

Leopardo

Uso mágico-sacerdotales-iniciáticos

El origen de la utilización de la piel “moteada cultos africanos afincados en el Valle del Nilo- utilizándose como vestido o capa; por tanto, el empleo de estas pieles parece que estaba canónicamente regulado.

Vínculo al cielo y a la fetilidad

Protección especial

En opinión de Westendorf (LÄ IV, 664-665), el cielo se representó, según una teología local, en forma de una gran gata (posiblemente un leopardo hembra) que se comía el Sol al llegar la noche y lo daba a luz en la mañana (como la diosa Nut). Su vientre estaba plagado de estrellas (las manchas de la piel) y sus patas eran los pilares que sujetaban el cielo.

Los sacerdotes de Heliópolis se vestían con la piel de este felino, adornada con estrellas.

Favorece el estado de trance (llevar su piel como atuendo)
En Egipto,  el sacerdote-Sem, una de sus labores era partir, en estado de trance, a la muerte del difunto, para buscar la “fuerza vital”, el “alma” del fallecido y hacerla retornar, así el fallecido podría participar de los ritos que se celebraban en los funerales.

En otro orden, tenemos también algunos ejemplos donde la piel de leopardo se encuentra como atuendo sacerdotal de determinadas divinidades. Así la diosa de la escritura Seshat aparece representada con la piel de este felino cubriéndole su propio traje.

En relación con una divinidad remota y poderosa, llamada Mafdet, el animal que representa a esta diosa 

 el fetiche Imiut (véase “Nébrida”).

Consiste en una piel colgada de un palo vertical y sujeto en la base sobre una especie de mortero. Citar este elemento es problemático,  suele asociarse con el dios Anti y más tarde con Anubis. No obstante, parece que desde finales de la Dinastía XVIII las representaciones tienden a mostrar una piel de felino.

-PANTERA

Pantera

El uso de pieles de felino como prenda que vestían los sacerdotes al oficiar es común a muchos cleros,un leopardo con una modificación en su melanina que modifica su color, algo que aprovecharon los egipcios para incluir en el aguar funerario por el simbolismo del negro durante las dinastías XVIII y XIX.

-El perro/(Canis familiiaris)

Perro

protector ,magníficos guardianes y, domesticados, fieles compañeros del hombre desde el Neolítico.

– vinculado con los dioses Jentamentiu y Upuaut. (el tono del pelo en las connotaciones funerales se cambio

 como animal doméstico y fue tal el cariño que demostraron hacia estos animales que no sólo los representaron en muchos relieves y pinturas sino que también los enterraron en sus propias tumbas.

Existe la tendencia a relacionar al dios Anubis con el perro salvaje (Lycaon pictus), con el Perro del Semién o Caberú (Canis simensis) más que con el chacal. Entre estos animales es el segundo el que se asemeja más al aspecto que encontramos en pinturas y relieves egipcios pese a que actualmente el hábitat del perro del Semién se limita a una zona muy reducida del centro Este de África. 

Según las representaciones murales parece que los egipcios no hicieron distinción entre el chacal y el perro salvaje lo que dificulta el interpretar correctamente cuál es el animal que sirvió para representar al dios Anubis.

https://www.youtube.com/watch?v=fJcBA6FKWoE

El Chacal (Osiris-Padre)

Chacal

– carnívoro con personalidad audaz, carroñero de costumbres nocturnas y solitarias que vive en el desierto y que parece haber sido otro de los mamíferos que fascinaron a los egipcios.

-Protector de la  presencia humana (cercania de los lugares donde inhumaban a sus difuntos) y puede deambular cerca de los hombres irrumpiendo en los pueblos, aldeas o cementerios, al abrigo de la noche, en busca de alimento.

En los primeros tiempos, los habitantes del Valle del Nilo ya notaron que al escarbar con sus garras hallaba cadáveres bien conservados (por la acción preservadora de la arena) y se alimentaba de ellos. Así interpretaron que el cánido acudía para llevarlos al Más Allá.

-animal totémico de dioses tales como Anubis, Upuaut (“El Abridor de Caminos”) o Jentamentiu, una deidad local de Abydos.

-asociado con Anubis, el dios del embalsamamiento y momificación, que se representa como un chacal de color negro o un hombre con cabeza de chacal.

Uno de los cuatro hijos de Horus, Duamutef, fue un dios chacal que protegía el vaso canopo que contenía el estómago.

Otro dios chacal es Wepwawet, el que abre los caminos, encargado en realizar la apertura de la ceremonia en la boca faraón.

La variedad doméstica, los perros, estuvieron presentes en Egipto desde la antigüedad y a veces fueron enterrados con sus amos.

2.El Escorpión

Escorpión

El escorpión es un arácnido muy corriente en Egipto y se entendía como un animal femenino.

Como otros animales venenosos fue venerado con dos sentidos aparentemente opuestos: como aspecto del mal y como deidad protectora con cualidades para sanar.

Conexión con la madre del difunto. 

observar a la hembra cuidando y transportando durante un tiempo las crías sobre su espalda 

 entidad funeraria con notables cualidades protectoras.

diosa protectora muy ligada tanto a los vivos como a los muertos.

Tal es el caso de la diosa madre de Horus y de algunos de los escorpiones que la acompañaban (Hededet, Selkis, Tabitet); simbolizaban aspectos diversos de la madre del dios halcón.

Por otro lado también se relacionó con el hijo de Isis, el dios Horus, y con Shed, ya que tanto el uno como el otro poseían la magia de “cauterizar” su veneno al estar implicados en una leyenda en la que fueron picados por estos animales peligrosos.

Precisamente por esta razón los egipcios se erigían unas estelas y figuras, llamadas “Horus sobre los cocodrilos” donde el dios aparece a modo de “Señor de las Bestias”. En sus manos sujeta serpientes, escorpiones y otros animales venenosos o potencialmente peligrosos y está en pie sobre uno o dos cocodrilos.

El grupo se cubría con fórmulas mágicas y sobre el conjunto se derramaba agua. Ésta, en contacto con las figuras y las fórmulas mágicas, adquiría poderes extraordinarios que tenían la cualidad de sanar a todo aquel que sufriera la misma dolencia.

En Egipto existió una rama profesional vinculada al clero llamada los Sheduehet, encargados de echar a los escorpiones de los templos.

Asociado a la Diosa Selkis

Resultado de imagen de dios escorpion- egipto  

3.El Cerdo

Cerdo

Como ocurre actualmente en la religión islámica y en la judía, este paquidermo doméstico fue un animal impuro y como tal representaba al dios Seth. Los motivos pudieran estar relacionados más con cuestiones profilácticas y sanitarias que con el animal en sí. No obstante sus hábitos de rebuscar en las inmundicias y de revolcarse en la suciedad propiciaron esta imagen.

Por otra parte el cerdo, aun siendo un omnívoro, tiene los caninos muy desarrollados, presentando en ocasiones un carácter agresivo (sobre todo el macho).

Formó parte de la alimentación de los egipcios desde el Neolítico documentados, por ejemplo, en Sais y mucho más tarde en Amarna, donde se hallaron porquerizas.

Es el animal que representa a Set, el dios del caos y del mal.

Sobre los muros del templo Ptolemaico de Horus en Edfú, podemos ver las diferentes etapas de las luchas acaecidas entre Horus y su tío Seth. Éstas comenzaron, en la noche de los tiempos, para vengar la muerte del padre de Horus, el dios Osiris, asesinado por Seth en un intento por hacerse con el trono. En estas representaciones, Seth aparece iconografiado de formas distintas (cerdo, hipopótamo, cocodrilo), todas ellas son aspectos que enfatizan su negatividad. Uno de ellos era el cerdo macho.

En el Libro de las Puertas (del Reino Nuevo), el cerdo se encuentra sobre una barca, donde también está un babuino que lo domina y conduce. En este caso al cerdo se le denomina ”el canalla.”
Sin embargo, y como ocurre con la diosa hipopótamo Tueris.

La hembra del cerdo tenía unas connotaciones mucho más positivas reconocer el espíritu maternal de este animal que defiende a sus lechones con furia cuando siente que están amenazados. Además, la cerda estaba relacionada con la maternidad múltiple, con la vida y con las diosas Reset y Nut, entidad celeste. Se interpretó que diosa y animal actuaban del mismo modo: se tragaban a sus hijos (en el caso de Nut las estrellas) para darlas a luz en la noche siguiente y provocar un renacimiento completamente renovado. En el caso de la deidad femenina que personifica la bóveda celeste, se relacionaron las estrellas con los lechones. Por ello la cerda (y no el cerdo) se consideró un animal portador de buena suerte.