**LA MÚSICA DE LAS ESFERAS, LAS VIBRACIONES-ONDAS DEL UNIVERSO

I   E  O  U  A  M  S

(LENGUAJE DE OTROS MUNDOS GALAXIAS Y EXISTENCIAS)

Comparto otro blog que nos puede ayudar a entender la Astrología: Carta Natal

 

Kepler, seguramente el más importante astrónomo matemático (y también astrólogo), es conocido fundamentalmente por sus leyes sobre el movimiento de los planetas alrededor del Sol.

 

Asimismo y haciendo una comparación orquestal de esta música de las esferas, explicaba que Saturno y Júpiter vibrarían armónicamente en una longitud de onda similar a la los BAJO; Marte como el TENOR; Venus, como un CONTRALTO y Mercurio actuaría de SOPRANO en dicho coro celestial.

 

En este blog podéis comprender las clases de voces: cpuritamoldao.es (enlace)

 

A los planetas transaturninos, dado que vibran en una frecuencia más alta, se les asignó más tarde una nota musical de la octava superior, de modo que Uranovibra en la octava superior de la nota Mi (la de Mercurio) ; Neptuno, en la octava superior de la nota La -de Venus- y Plutón, en la octava superior de la nota Sol -la de Marte-.

 

Para quienes no están familiarizados con el lenguaje de la música, conviene aclarar que una octava es el intervalo que separa dos sonidos cuyas frecuencias fundamentales tienen una relación de dos a uno.

 

Las frecuencias, es decir, la rapidez de la vibración, están divididas en porciones llamadas «octavas», y cada octava en 7 porciones, llamadas notas. Cada nota de una octava tiene exactamente la mitad de frecuencia que la misma nota en la octava superior.

 

Fue a partir de esta forma de pensamiento armónico y matemático-musical del sistema solar, impregnado de indudable significado simbólico, como Kepler llegó a comprender el principio de la atracción universal y a concluir formulando las leyes que llevan su nombre.

 

 

En base a su concepción astrológica del universo, influida por su profundo conocimiento de la ciencia antigua representa por Pitágoras, Ptolomeo, Platón y Boecio, publicó, en 1619, “Harmonice Mundi” texto en el que aparece su hipótesis acerca de que, en base a la armonía cósmica, a cada planeta corresponde una nota de la escala musical: el Sol, a do. Saturno, a re. Mercurio, a mi. La Luna, a fa. Marte, a sol. Venus, a la y Júpiter, a si.

 

 

Y están relacionados con sus chackras:  1 º (Tierra), 2 º (Agua), 3 º (Fuego), 4 º (Aire),  5 º( Eter), 6 º (Tercer Ojo,), 7 º(Corona)

 

 

 

 

La nota Do (C) vibra en 396 hertzios de frecuencia, para la liberación del miedo y la culpabilidad.

 

La nota RE (D) vibra en 417 hertzios de frecuencia para la transformación, transmutación, y conversión de nuestro estado mental, para llegar a la aceptación de lo divino.

 

La nota MI (E) vibra en 528 hertzios de frecuencia, para la transformación y reparación del ADN.

 

 

La nota FA (F) vibra en 639 hertzios de frecuencia para El Quantum Cognition esto es, mejorar el conocimiento, acelerar la inteligencia, como? Escuchando por prolongado tiempo el sonido de la nota FA el cerebro puede experimentar la reducción de un compuesto químico presente en el cerebro y denominado ácido quinurénico lo puede mejorar las capacidades cognitivas tanto de personas sanas como de pacientes que padezcan trastornos neurodegenerativos o psicóticos.

 

La nota SOL (G) vibra en 741 hertzios de frecuencia, e incide y en la expansión de la conciencia humana.

 

La nota LA (A) vibra en 852 hertzios y despierta la intuición, la nota LA afecta la glándula pineal o epífisis, la llamada tercer ojo, que constituya la antena del ser humano, no solo la intuición como parte de las habilidades del hombre, sino la telepatía, la psicoquinesis y otras capacidades del hombre, serian desarrolladas por la influencia de esta nota en el cerebro humano.

 

 

La nota SI (B) vibra en 963 hertzios de frecuencia e incide en el sistema nervioso, estabilizándolo, y equilibrando las energías acumuladas por el estrés y otros factores

 

 

 

«Una vez más, evocamos a los antiguos, que hace más de dos mil años hablaron de «la música de las esferas».

 

Fue Pitágoras el primero en afirmar que cada esfera celeste produce el sonido de un proyectil al cortar el aire. Todos esos sonidos se combinaban, según el filósofo, en una armonía formidable no perceptible para el oído humano.

 

Platón declaró, luego, que los astros ejecutan la mejor de las canciones, y tiempo después, el filósofo romano Cicerón (100 a.C) imaginó a un hombre viajando, en sueños, al espacio exterior y extasiándose con los sonidos que se originaban en las órbitas celestes.

 


En el Renacimiento, Kepler, astrónomo nacido en 1571, sostuvo que los planetas emiten sonidos, más o menos agudos según sean mayores o menores sus velocidades, y hasta compuso seis melodías que se correspondían con los seis planetas del sistema solar conocidos hasta entonces.
La combinación de estas melodías generaba distintos acordes, uno de los cuales daba el sonido que produjo el universo en su comienzo, y otro, el sonido que emitirá el universo en su música final.

 


En el siglo XX, el compositor inglés Gustav Holst escribió una música para los planetas de nuestro sistema.

 

Gustav Holst-The planets songs (enlace)

 

Hoy la astrofísica, para describir las energías del universo, habla de «frecuencias», «resonancias», «vibraciones» y de «análisis armónico».

 

Vale recordar que en 1998 la NASA envió un satélite al espacio, el Transition Region and Coronal Explorer, que encontró evidencias de música cósmica originada en los cuerpos celestes.

 

 

Según este descubrimiento, la tradicional «música de las esferas» consiste en un ultrasonido solar que interpreta una partitura formada por ondas 300 veces más profundas que el sonido de las más profundas vibraciones audibles para el oído humano, con una frecuencia de 100 milihertz en períodos de 10 segundos.

 

La Música de las Esferas expresada a traves de una serie completamente armonizada de vehículos, y a través de los Tonos Divinos que son la Radiación Natural de los Planetas del Sistema y de la Hueste Ascendida de Luz, puede ser atraída y descargada para lograr paz, curación y belleza.

 

La Música es uno de los más poderosos conductores de Belleza, y cuando la encantadora Señora Venus camina a través de la atmósfera, la exquisitez de Su Espiritu hace que los pájaros canten más dulcemente, y aún los Tonos Majestuosos de los Logos Planetarios suenan más llenos en su vibrante resonancia.

 

 

Es curioso notar que así como Pitágoras comparó al sonido celestial con el que hace un proyectil a su paso, Platón, en su libro República, comparó esa música estelar con ocho sirenas que lanzaban al cosmos su estridente voz en un mismo tono, agudísimo y admirable.

 

Los antiguos, por tanto, tal vez no eran tan ignorantes como algunos todavía suponen.

 

(Fragmento de una Nota del Diario La Nación 9 de abril de 2016)

 

 

Documental de las esferas de la música (enlace)

 

 

 

 

LOS MAESTROS ASCENDIDOS

 

La MÚSICA es el resultado de estimular la Sustancia Luz Universal para que se mueva a través de los poderes creativos de pensamiento, sentimiento, acción o la palabra hablada.

 

Y, sin embargo, aunque es un efecto que resulta de la vibración de ondas energéticas, puede ser utilizada poderosamente como una causa cuando se le entiende, se le dirige y se le interpreta correctamente.

 

 

MÚSICA es sinónimo de Actividad en los Ámbitos de la Perfección de Dios, ya que cada pensamiento y sentimiento de la Deidad crea un glorioso sonido y emite un hermoso color revestido de una forma exquisita.

La Creación se lleva a cabo con el acompañamiento de una música tan bella que haría contener la respiración al hombre común. Los movimientos rítmicos de los planetas girando alrededor del Sol contribuyen a la Sinfonía Cósmica, y el movimiento hacia adelante de la galaxia es una procesión de tan magnífico esplendor, que con palabras no podrían siquiera tratar de describir su poder inspirador, energizador y elevador.

 

 

 

Cada Ser Ascendido de Luz irradia una Llave Tonal individual entretejida dentro de una bella sinfonía de sonido; y a medida que se mueven a través del Espacio Interestelar, la mezcla de sus Tonos Cósmicos es una inspiración a todos aquellos que han sido privilegiados con el acceso a las facultades de la audición interna.

 

Estas canciones naturales del Sol, de los planetas, de la Hueste Angélica y de los Maestros Ascendidos son (al igual que el perfume a las flores) la radiación de dichos Seres que contribuye a la Música de las Esferas sin la cooperación auto-consciente de las facultades de la corriente de vida, ya que un individuo así puede concentrarse y enfocar el Regalo de la Canción a través de sus propias cuerdas vocales, o el Regalo de la Música a través de los talentos particulares desarrollados por su inteligencia auto-consciente.

 

Los Templos de la Música en todos los otros continentes,  hacían los arreglos para tener presentaciones similares a exactamente la misma hora, o hacían los arreglos para que un sacerdote y una sacerdotisa especiales entraran en su Templo y deliberadamente atrajeran las corrientes de música desde el Templo de la Presentación y, entonces, irradian dicha bendición a través de su localidad.

Estos individuos tenían el poder para no sólo magnetizar las ondas energéticas en sí sino también para recrear el sonido y, literalmente, “transmitir los campos de fuerza de los templos locales , que se convertían en centros irradiantes que llevaban las bendiciones particulares del Fuego Sagrado que los Poderes Guardianes de la Civilización estaban dirigiendo a través de dichas representaciones.

Cuando se toca música con la conciencia de que es parte de una sanación, se pone en movimiento una vibración, la cual rodea a la persona que lo necesita siendo rápidamente consolada y aliviada.Cuando se está enfermo de cuerpo o mente, o en los asuntos propios, sencillamente se está fuera de ritmo y desarmonizado. Estos cuerpos no están tranquilos. En su idioma, ustedes hablan de enfermedad en términos de intranquilidad.

 

 

 

CÓMO BAÑARSE EN
UN OCÉANO DE MÚSICAPOR LA AMADA DIOSA DE LA MÚSICA

 

Quiero que visualicen un cascadeante mar de sonido cual prismática catarata de cristal, cayendo miles de pies por la montaña. Este exquisito y chorreante río de Pura Fuerza Electrónica vierte una melodía a través de las Siete Octavas de Expresión en su descenso desde el Corazón de Dios dentro del mundo de las apariencias físicas, y representa el flujo constante de la armonía de cada corriente de vida desde el Dios Solar hasta el hombre.

 

Cada plano a través del cual pasa este exquisito sonido del tono de vida es enriquecido por esta Gloriosa Melodía, y el sub-plano abajo repite dicha melodía en una octava que puede ser gozada por aquéllos que moran dentro de la acción vibratoria de dicha octava particular, donde, de nuevo, es bajada y transpuesta para enriquecer la octava inferior en su descenso hacia la Tierra.

Así, pueden ustedes visualizar la melodía constante de su propia individualización, porque la corriente de vida es una repetición constante y reabastecida de nuevo constantemente por el ilimitado Manantial de la Fuente de Vida Eterna, la cual, con una precisión infalible, sostiene la Nota y expande la Melodía de todos los seres creados de acuerdo a su composición original. Así, en el Mundo de la Creación Cósmica, el Color y la Música representan las manifestaciones del Pensamiento Divino y del Sentimiento Divino.

 

Cuando la Gloriosa Melodía fluye hacia adelante desde el Santo Ser Crístico para su expresión cuádruple a traves de los vehículos inferiores, LA MELODÍA Y COLORES RESULTANTES DEPENDEN DE LA ARMONÍA DENTRO DE CADA UNO DE ESTOS VEHÍCULOS. La melodía natural preordenada no encuentra expresión hasta que todos los vehículos estén en perfecto alineamiento.

 

Aquí llegamos a un entendimiento de su Unicidad con aquel exquisito y prismático mar cascadeante de sonido y color; y si ustedes se abren a esta emisión, experimentarán gran Paz Mental, Emocional y un Gran Equilibrio así como una realización mucho más completa del éxtasis de sencillamente SER.

 

La Música — como la Luz misma — es un conductor que nunca crea resistencia o sentido de batalla en ninguna parte de la energía de la Vida. Es una corriente armoniosa de energía que puede regular las apariencias externas y cambiar la calidad de la energía tan fácilmente como el fuego transmuta todas las ratas inferiores de vibración y sustancia dentro de la Cuarta Dimensión sin ningún tipo de argumento y sin batalla.

 

Cuando hayan ustedes elevado la acción vibratoria de sus vehículos mediante el uso de las Llamas de Purificación y Transmutación (Fuego Violeta), la Llave Tonal vibratoria de su corriente de vida proyectará Sus bellos tonos y será discernible a aquellos que tengan el privilegio de estar dentro de su aura.

 

La Música puede hacer por el alma lo que ninguna otra actividad que estimula los sentidos puede lograr. Cuando las hermosas vibraciones de un órgano, tocado por Uno que sea la encarnación del amor, la compasión y la iluminación, inundan los éteres en ola tras ola de glorioso sonido, no hay persona en este planeta que no sienta la tranquilidad, la paz y el descanso de dicha emisión.

 

Algunas veces, el sonido sencillamente fluye hacia adelante sin que aparente haber ningún Ser Superior que lo dirija, y se enreda con los vientos y es llevado quién sabe donde. He visto como los cuerpos de la gente de la Tierra son bañados en ese armonioso sonido, y la paz que ellos han experimentado y sentido en ese corto período Me hace desear que ojalá hubieran miles de músicos de este tipo que Nos ayudaran.

 

 

Por ello es importante estar vibrando en energía positiva, siendo optimista y pensando positivo, atrayendo lo positivo de la Vida, y atrayendo esas energías que irradian Luz , para que nos ayuden como guias Maestros de Nuestro Ser, para conectar con nuestra esencia, nuestro Alma, para poder emitir esas vibraciones de Amor, en forma de energía.

 

 

 

Maestro Morya(enlace)

 

Los Maestros Ascendidos escriben el libro de la Vida